El sangrado durante y después de un aborto luego de un par de semanas es normal, no debes preocuparte por este.

Si estás en un proceso de interrupción presentaras un abundante sangrado acompañado de fuertes cólicos, pues son estos los que te darán a entender que el aborto ha comenzado exitosamente, este sangrado no tiene un color en especial, varias mujeres suelen describirlo como el sangrado menstrual pero más abundante, así que no debes preocuparte si crees que es de un color extraño.

Leer más: Etapas del aborto con Cytotec

En algunos casos el sangrado puede darse de color rojo oscuro ya que está acompañado de coágulos de sangre que se producen por el tratamiento, pero esto no debe alarmarte, es algo que sucede con normalidad, en otros casos es de color rojo normal del periodo menstrual y es el que se presenta más frecuentemente mientras no se está expulsando tejido.

¿El color de la sangre puede afectar el proceso?

La respuesta es no, el sangrado en medio de todo es muy normal y es lo que se espera para tener un aborto exitoso, dura alrededor de varias semanas pero si continúa al lado de cólicos y mareos, lo mejor será consultar a tu médico para verificar que todo se encuentre en orden.